Living

El living es ese espacio de nuestro hogar que mayor actividad tiene, ya que es donde recibimos las visitas, vemos televisión, leemos y hasta comemos, en el caso de las fusiones living comedor.

Por ser el sector más visible de la casa, y el primero que queda expuesto ante la mirada de los visitantes, el living termina convirtiéndose en tu carta de presentación. ¿Te arriesgarías a proyectar una mala imagen? Seguí nuestras ideas de decoración y diseño de living para lucirte.

Ideas para diseñar un living moderno

Los muebles son los protagonistas principales del living. Por tanto, además de ajustarse al espacio en cuanto a sus dimensiones, y ser cómodos, deben combinar con el resto de la decoración. Por ser la pieza clave del recinto, los muebles de living tienen que destacarse entre el resto del mobiliario.

Esto lo podés conseguir optando por un sofá que sea la pieza central del espacio. Además,  si quieres proyectar alegría y dinamismo, añadí varios almohadones que fusionen texturas y colores. El sillón de un cuerpo es otro infaltable en el living. Los modelos tapizados en telas de colores vivos harán sentir su presencia con más fuerza.

Otro elemento que, por su doble funcionalidad, juega un papel importante en el living, es la mesa. En ellas podrás apoyar platos, botellas y vasos, así como otros elementos decorativos como plantas y portarretratos. No hay un formato ideal, así que puedes jugar con los tamaños, formas y materiales, según el estilo o la decoración que hayas aplicado. 

De igual modo, tratá de incluir módulos, bibliotecas o repisas en los que vas a poder colocar adornos, libros o incluso el televisor. El espejo a lo largo sobre el sofá es una pieza decorativa infaltable, que además te hará ganar espacio si tu living es reducido. Un cuadro o foto con puntos de fuga lejanos te permitirá crear efectos visuales de profundidad.

En la decoración de living, las cortinas en las ventanas son un clásico que no pasa de moda, pero no te excedas con las telas vaporosas o estampados muy coloridos, porque podés llegar a saturar. Las cortinas altas y transparentes amplían verticalmente. Si deseás recrear un living moderno y más estilizado, instalá persianas. 

La personalización de los espacios ayuda a mantener la conexión con todo aquello que nos hace sentir bien y por ende, nos hace mantener un buen ánimo. Da un toque personal con una mesa redonda situada en una esquina con fotos familiares o de algún viaje, que traigan a tu mente gratos recuerdos.

Aromatizando tu hogar también llegas a personalizarlo, pero además propicias armonía y un ambiente agradable en el que siempre vas a querer estar. Usá velas aromáticas o esencias en hornillos, que además de despedir exquisitos aromas, decoran los rincones. 

Living que armoniza con otros espacios: comedor y cocina

En los espacios reducidos, por razones de practicidad, el living puede compartir el mismo espacio con el comedor y la cocina. En esos casos, todos los elementos, tanto funcionales como decorativos, deben convivir armónicamente, tal y como nos lo muestran muchas imágenes de comedores y cocinas modernas integradas al living.

Jugá con la creatividad y creá una separación visual, aplicando tonalidades diferentes en las paredes. También podés dividir los espacios de una manera muy sutil, usando revestimientos distintos en las paredes, sectorizar con un cambio de pisos y colocando los muebles de forma estratégica. Las islas con diseños innovadores se están usando mucho en los comedores modernos.

Una isla en la cocina comedor que comparte espacio con un living pequeño puede tener doble utilidad: lugar para comer y mesa de trabajo. Si el espacio es alargado, recurrí a la isla, pero ubicá el resto del mobiliario hacia una de las paredes. Aunque seguirás teniendo un comedor pequeño, permitis la libre circulación del otro lado.

Cuando hay un poco más de espacio, podés dividir la cocina comedor del living con una gran mesada. Otra opción interesante es poner en medio un gran mueble, que además te permita una gran capacidad de almacenaje. Un cerramiento con vidrio, te permitirá poner distancia entre la cocina y el living-comedor, sin que se pierda la conexión entre los tres ambientes, tal y como se puede ver en muchas imágenes.

Estilos predominantes para el diseño de living

Living Minimalista

Es ideal para los amantes del orden y la simpleza, ya que se caracteriza por llevar solo lo esencial, lo cual genera ambientes de descanso e induce a liberar la mente. El color minimalista por excelencia es el blanco, pero también se incluyen el negro, el beige y el gris.

El negro, usado en pocas cantidades, es ideal para algunas combinaciones. Los muebles, por su parte, deben ser bajos, funcionales y en diseños que respondan a líneas sencillas. Si optás por usar cortinas, que sean blancas o grises, y de telas naturales como la gasa o el lino.

Living Vintage

Aunque se inspira en el pasado, lleva su toque moderno. La idea es que se sienta el aire retro, sin perder el estilo actual. Los colores fuertes como el naranja, el amarillo y el rojo en el living tienen la magia de evocar el estilo ochentoso que tanto furor causó en su momento.

Los muebles para living vintage deben ser de líneas simples, con patas delgadas, rectas y cilíndricas. También podés hacer uso de mesas o estantes de madera o hierro. Agregá almohadones en colores para resaltar.

Los tapices o alfombras con estampados geométricos son muy valorados en el estilo retro o vintage. Estos le confieren mayor dinamismo al espacio y, si se quiere, hasta un toque entretenido. El resto del trabajo lo harán elementos decorativos como un reloj de pared, una lámpara, un tocadiscos o un espejo grande tipo imperio, de forma ovalada o rectangular.

Living moderno

Guarda ciertas similitudes con el estilo minimalista, pero es más rico en cuanto a decoración y accesorios, ya que hace énfasis en el diseño. Su concepto de armonía se basa en el contraste de colores, texturas y materiales, por ello, en el living moderno conviven de forma perfecta distintos estilos.

El blanco es el protagonista del modernismo, pero la combinación de blanco y negro propicia un estilo sofisticado y una atmósfera innovadora. Los colores claros te ayudan a crear una atmósfera ligera y de descanso. Si el mobiliario es claro, podés jugar con un tono oscuro en una sola pared.

También es posible realzar espacios dentro del living con el uso de alfombras y espejos. Los almohadones sobre los muebles podrán aportar comodidad y estilo tanto sea en colores suaves y neutros o intensos y contrastantes.

El modernismo está muy vinculado al arte, así que no dejes de incluir cuadros impresionistas, alguna escultura, fuentes de mesa o adornos con piedras. Una lámpara excéntrica o un mueble para el televisor tipo módulo, también juegan con lo estético.

Preguntas Frecuentes

Sacando el máximo provecho al espacio, desde el punto de vista funcional pero también decorativo, y dándole utilidad múltiple a la mayor cantidad posible de elementos. Si contás con poco espacio no lo llenes de muebles y elementos decorativos, elegí un estilo más despojado y muebles de usos múltiples que te ayuden a mantener el orden.  

Todo dependerá del estilo o decoración que hayas aplicado. Los colores claros y luminosos refrescan el ambiente y te hacen ganar mayor amplitud visual. Los oscuros, por el contrario, lo contraerán. El blanco, el marfil, el gris claro o el beige vienen muy bien en paredes y techos. Un truco muy simple es elegir colores neutros para pisos, paredes y techo y aplicar color y textura con elementos de fácil recambio como los tapizados, cortina, almohadones, manteles, cuadros, macetas, entre otros.

  • Hacer que todos los elementos decorativos y funcionales convivan de forma armónica.
  • Integrar los espacios dejando que cada uno tenga su propia personalidad y estilo.
  • Lograr equilibrio. Muchas veces acarreamos muebles y objetos heredados o de nuestras anteriores casas y el problema es que no combinan entre sí. Pensar en qué estilo querés que predomine y definir lo que vas a conservar y de qué te vas a deshacer.

Si el ambiente es bien luminoso y amplio, podés decorar una pared con revestimientos piedra o madera o los nuevos porcelanatos 3d que le aportarán un toque original a tu living. En los pisos, la cerámica y el porcelanato son los productos que más se utilizan y podés elegir entre una infinidad de colores, texturas y acabados.

Aunque tu living tenga ventanas que dejen entrar la luz natural,  siempre será necesario contar con varios puntos de iluminación para cuando caiga la noche.  La lámpara de techo, en el centro, tiene a su cargo el alumbrado general. Una lámpara de pie ubicada junto al sillón es perfecta para la lectura.

Las luces empotradas y cintas de led también facilitan el desarrollo de actividades específicas y a la vez dan un aire innovador, tal y como puede apreciarse en muchas fotos de living modernos. Además, si colocás un dimmer, podrás controlar la intensidad de la luz y con ello dar la calidez necesaria que se requiere en determinados momentos.

¿Más ideas?

Podés descargarte nuestra revista gratuita de "Tendencias en Porcelanato 2018" o leer nuestros artículos.