Estilo Nórdico

Es un estilo que nació en Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, países donde casi todo el año hay poca luz,  debido a los fuertes y largos inviernos. 

Frente a  la necesidad de estar en casa es imperante y de allí se forja un estilo donde vencer la luz y lograr naturalidad en un ambiente acogedor es apremiante. 

¿Querés lograr un estilo escandinavo? Aquí algunos elementos que te ayudarán a comprender por qué este estilo han encantado a tantos:

La decoración Nórdica en diferentes espacios:

No queda duda, la decoración nórdica es una de las grandes ganadoras en el diseño de interiores, vemos algunos aspectos a tener en cuenta para emplearla en diferentes espacios:

Cocina:

Utilizá colores claros en las paredes, como blanco y pastel, recordá que el objetivo es lograr espacios donde la luz y tranquilidad dominen.  La cocina debe incluir ventanas o aberturas que permitan el paso de luz y los muebles y mesada en madera darán naturalidad. Agregá un toque de color a través de accesorios como lámparas y muebles. El negro satinado va muy bien como complemento en las cocinas nórdicas.

Living:

Podés lograr la calidez necesaria de un living escandinavo con paredes, techo y pisos blancos y también variar utilizando pisos de madera y alguna pared con un tramado, para complementar la luz natural. Utilizá lámparas de mesas laterales o de techo y agregá color con los muebles y alfombras.  

Recurrí a objetos de plata, cuero y pieles para lograr color, textura y naturalidad.  Podés incorporar estanterías en colores que hagan contraste.

Preguntas Frecuentes

Por lo general para la decoración de interiores deberemos seguir  los siguientes tips:

  • Predominio del blanco en pisos paredes y techos
  • Motivos geométricos para la decoración de paredes o muebles
  • Formas sencillas por ejemplo en sillas, mesas y lámparas
  • Plantas pequeñas que brinden un toque de naturalidad.
  • Mobiliario en tonos madera, colores suaves, líneas rectas

Los colores para una decoración escandinava, se dividen en dos:

Colores base: Los colores de base que vienen a ser los aplicados en pisos, paredes y techos es el blanco. Aunque se puede jugar con tramados geométricos y pequeños detalles en colores claros el color principal es el blanco.

Colores de contraste: Utilizado en elementos decorativos como cuadros, lámparas, floreros,  mesas, y que pueden ser colores de alto contraste como negros, rojos o incluso purpura o amarillo.

 

Puedes explorar nuestra galería temática sobre livings y aplicar un filtro por estilo nórdico donde podrás ver  fotografías de ambientes  con sugerencias de materiales con los que podrías lograr una decoración escandinava.

¿Más ideas?

Podés descargarte nuestra revista gratuita de "Tendencias en Porcelanato 2018" o leer nuestros artículos.