Cómo limpiar tus porcelanatos

Cómo limpiar tus porcelanatos

El porcelanato es uno de los productos más elegidos en los hogares por su calidad y su aspecto, además de su variedad, que permite realizar diferentes diseños estéticos. Para apreciar este producto en su totalidad siempre es mejor tenerlo limpio y reluciente, y aunque no requiere cuidados extremos, sí es necesario tener ciertas precauciones a la hora de realizar la limpieza.

A continuación, te damos algunos consejos para limpiar tus porcelanatos y disfrutarlos como desde el primer día.

Consejos para realizar la limpieza

  1. Barré el porcelanato para retirar toda la basura y evitar que se acumule en las juntas. Hacelo con una escoba de cerdas suaves o con una aspiradora.
  2. En un balde colocá agua tibia. Podés agregar algún producto suave como detergente neutro o líquido limpiador.
  3. Si utilizás productos de limpieza siempre es recomendable leer la etiqueta para conocer sus componentes.
  4. Utilizá un trapo, lampazo o mopa con el agua del balde y limpiá el porcelanato de manera pareja y uniforme.  
  5. Dejá secar por no más de 5 minutos.
  6. Limpiá los restos de suciedad con agua limpia y tibia.
  7. Secá con un trapo seco.

¡No lo hagas!

  1. No utilices productos con base grasosa o jabonosa ya que pueden dejar el porcelanato manchado u opaco. Tampoco utilices ceras luego de la limpieza.
  2. No limpies tus porcelanatos con esponja de acero u otros elementos similares. Éstos pueden rayar tus porcelanatos haciendo que se acumule más suciedad en los poros y aparezcan manchas.

Recomendaciones especiales

  • Porcelanatos satinados: para atacar manchas puntuales podés usar un cepillo de nailon suave. Cuando termines de enjuagar con agua limpia, utilizá un trapo o paño seco y limpio para secar.
  • Porcelanatos pulidos: se recomienda realizar la limpieza con mayor frecuencia ya que la suciedad es más notoria. No utilizar escobas o cepillos con cerdas duras ya que pueden dañar el material.
  • Porcelanatos con textura: limpiá las manchas con un cepillo de cerdas duras pero con movimientos suaves. Secar con trapo o paño limpio principalmente en las grietas.

Con estos consejos tus porcelanatos quedarán resplandecientes, realzando tus ambientes para que disfrutes tu hogar plenamente.

Comentarios

No hay comentarios hasta el momento.

Dejar un comentario