¿Cómo colocar porcelanato en 7 fáciles pasos?

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Cuando decidís renovar tu hogar, es probable que te surjan muchas dudas sobre qué materiales utilizar. En el mercado hay muchos, pero uno de los elementos decorativos y funcionales que más realza los espacios es el porcelanto. Luego de haber decidido qué tipo de porcelanto utilizar, surge una pregunta común: cómo colocar porcelanato.

La instalación del porcelanato es muy sencilla. No obstante, si se hace de forma incorrecta, la superficie cubierta con este revestimiento cerámico puede presentar inconvenientes, incluso rápido deterioro. Para evitar riesgos, hemos elaborado esta guía que describe en 7 pasos cómo colocar porcelanato.

La guía está apoyada por un vídeo y una serie de pasos con imágenes de manera que puedas despejar cualquier duda que te surja a lo largo de la instalación. Como complemento, hemos añadido al final de este post una sección de preguntas y respuestas relacionadas al tema. ¿Estás listo para empezar? aquí vamos.

Materiales

  • Porcelanato
  • Pegamento o adhesivo
  • Nivelador de pisos

Herramientas

  • Balde para concreto
  • Llana dentada
  • Mazo de goma
  • Nivel
  • Cortador de cerámicas
  • Esmeril angular
  • Disco de corte diamantado
  • Guantes de seguridad
  • Mascarilla

#1 Limpiar la superficie:

Lo primero que debes hacer es limpiar la superficie que soportará el porcelanato. Esta debe estar lisa, plana, seca y limpia. Para ello será necesario quitar los restos de alfombra, grapas o residuo adhesivo con una espátula. Seguidamente, pasa una niveladora para eliminar cualquier tipo de imperfección o ranuras. Si encuentras huecos de hasta 5mm, los puedes rellenar con la misma mezcla adhesiva, pero 6 horas antes de colocar las baldosas. Después tendrás que volver a pasar la niveladora.

#2 Trazar guías maestras: 

Teniendo limpia la superficie, traza las guías maestras, que son las que te darán la pauta para comenzar a instalar las primeras filas. Mide ancho por largo, de pared a pared, para encontrar el punto central de la superficie. Desde allí, traza una línea con tiza o marcador en cada dirección. Esa intersección central va a ser el punto de partida. Puedes presentar las baldosas, de la línea hacia afuera, para tener una comprobación visual de lo que será el resultado final.

#3 Preparar la mezcla: 

Habiendo calculado la cantidad exacta de adhesivo en polvo que vas a utilizar, colócalo en una cubeta y agrega poco a poco la proporción de agua necesaria. Guíate siempre por las instrucciones de uso del producto. Estos contienen todos los aditivos necesarios para obtener una mezcla perfecta, por lo que no requerirá de ningún otro añadido. Revuelve con una cuchara de construcción hasta que consigas tener una pasta espesa, homogénea y sin grumos. La mezcla debe usarse en lo inmediato a su preparación, ya que al poco tiempo empieza a edurecerse.

srcset=»https://edificor.com.ar/blog/wp-content/uploads/2018/02/3-preparar-la-mezcla.jpg 700w, https://edificor.com.ar/blog/wp-content/uploads/2018/02/3-preparar-la-mezcla-282×200.jpg 282w, https://edificor.com.ar/blog/wp-content/uploads/2018/02/3-preparar-la-mezcla-200×142.jpg 200w» alt=»» width=»700″ height=»496″>

#4 Colocar la mezcla y peinar: 

Vierte la mezcla sobre el soporte y extiéndela con una llana dentada, de modo que puedas regularizar el espesor sobre la superficie. Forma, al mismo tiempo, franjas de pegamento adhesivo para propiciar un mejor agarre.

Empieza a colocar la mezcla desde  el centro, peina el mortero y para comprobar la consistencia coloca un porcelanado sobre la mezcla aplicando un poco de fuerza, luego verifica que el porcelanato esté cubierto. Una vez concluido pasa al siguiente punto.

#5 Instalar porcelanato: 

Coloca el porcelanato y presiónalo contra el piso. Aplica golpes suaves con un mazo de goma sobre un listón de madera para que se ejerza presión de forma equilibrada.

Verifica con un nivel que la baldosa haya quedado alineada con el soporte y sin ningún tipo de inclinaciones. Al poner una nueva pieza, repite el procedimiento anterior, dejando una cantería mínima de 3 mm. Usa crucetas separadoras para obtener espaciados más precisos entre baldosa y baldosa.

A medida que vayas colocando nuevas piezas, retira los excesos, y limpia la baldosa suavemente con un trapo húmedo.  Trabaja uno por uno los cuadrantes, hasta completar los cuatro. Recuerda que no podrás pisar los pisos de porcelanato sino hasta 24 horas después de haberlo instalado.


#6 Rematar Esquinas: 

Habiendo terminado de rellenar con baldosas los cuatro cuadrantes que ocupan el espacio central de la superficie, procede a instalar el porcelanato en los laterales restantes. Generalmente, estos suelen ser de menor tamaño, por lo que tendrás que recortar las baldosas. Hazlo, después de realizar las respectivas mediciones, partiendo de la pared hacia el centro del espacio. Los remates son clave en el proceso de cómo colocar porcelanato.

La separación entre el porcelanato y el extremo lateral será equivalente al grosor de dos baldosas que deberás recostar sobre la pared para realizar las mediciones. Una vez pegadas las piezas, siguiendo los pasos mencionados anteriormente, procede a retirar las crucetas. Respeta el tiempo necesario de 24 horas para que se produzca el secado completo de la mezcla.

#7 Quitar separadores y limpiar:

Vuelve a preparar la cantidad de pasta necesaria, según el tamaño de la superficie, y distribúyela sobre las baldosas. Forma arcos de barrido de 45 grados de extremo a extremo, para que los bordes se rellenen en su totalidad. Esto evita que se filtre humedad debajo de la baldosa. Recoge el sobrante y deja que seque por unos minutos.

Deja pasar tres horas y pasa una esponja humedecida en forma circular. Pule con un paño seco, también con movimientos circulares, para curar la fragua. Añade agua con un rociador sin excederte, dos veces por día, durante tres días. Después de tres días, aplica sellador en todas las ranuras que separan las baldosas.

Luego de seguir estos sencillos pasos, tu porcelanato estará instalado y listo para ser disfrutado. El cuidado de este tipo de pisos es simple y no requiere de mayores esfuerzos. Sin embargo, existen algunos trucos para el mantenimiento del porcelanato que quizás no conoces, los cuales permiten prolongar su durabilidad. ¿Te quedó claro cómo colocar porcelanato?.

Preguntas frecuentes sobre cómo colocar porcelanato:

¿Es el mismo procedimiento para pisos y paredes?

El procedimiento para instalar porcelanato es básicamente el mismo.

¿Se puede instalar porcelanato sin junta?

La junta te permite que el espaciado entre cada pieza de porcelanato sea el mismo. Si el porcelanto es rectificado y estarán todas las placas totalmente juntas, en ese caso no necesitas juntas.

¿Cómo colocar porcelanato si el piso está desnivelado?

Remueve los restos de concreto que sobresalgan en la superficie usando una moledora, y luego rellena las grietas con un compuesto autonivelante.  Recuerda que cualquier desnivel puede hacer que las palmetas se rompan o se despeguen fácilmente.

¿Cómo colocar porcelanato en el baño?

El procedimiento es técnicamente el mismo; sin embargo deberás cuidar de utilizar materiales de gran calidad debido a que al ser un espacio expuesto a la humedad es más susceptible.

¿Cómo evitar que el porcelanato se despegue o rompa?

Hay que facilitar el agarre, aplicando doble encolado, es decir, agregando pegamento adhesivo tanto en la superficie como en la propia pieza.

¿Sobre qué material se puede instalar el porcelanato?

El porcelanato u otro producto cerámico se puede colocar sobre cualquier superficie que este lisa y nivelada, pero no es recomendable hacerlo sobre pisos existentes.

Una respuesta a “¿Cómo colocar porcelanato en 7 fáciles pasos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *