Colores que amplían una habitación

Colores que amplían una habitación

Muchas veces contamos con espacios reducidos en metros cuadrados, pero esto no es un ningún problema si elegimos los colores adecuados. Distintas tonalidades y colores permiten generar la sensación de amplitud que buscamos para ambientes más pequeños. En esta nota te damos consejos para elegir el color adecuado y tips para que sepas cuáles hay que evitar.

Colores claros

Para dar amplitud y luz a las habitaciones, lo más recomendado es utilizar colores claros, principalmente el blanco. Este color es el que más refleja la luz, con un 80% de capacidad reflectante, lo que genera la sensación óptica de que el ambiente es más amplio al elevar los techos y alejar las paredes.

Pero también cumplen esta funcionalidad los amarillos, celestes claros y grises. Los tonos neutros permiten multiplicar los espacios, sin perder la calidez típica de ambientes como las habitaciones. 

La gran virtud de los colores claros es que transforman las habitaciones en espacios luminosos, que se ven menos agobiantes y más despejados. El efecto es aún mayor si se combina con muebles del mismo color, y con cortinas de tonos neutros.

Colores fríos

Los colores fríos como el azul y el verde también son una buena opción para ampliar los ambientes ya que producen la sensación de alejar las paredes. Además, una ventana con buena luminosidad, y cuyo marco sea claro, genera un contraste que potencia la luz que ingresa a la habitación, produciendo sensación de amplitud. Estos colores son recomendados para ambientes con techos bajos.

No es necesario pintar todo el ambiente con el mismo color y tono. La potencialidad de los colores fríos es que permiten crear hermosas combinaciones con el blanco, y son muy apropiados los tonos medios y suaves para generar ambientes agradables y relajantes.

¡Evitá estos colores!

Los colores rojos, naranjas y fucsia deben ser evitados ya que generan la sensación óptica de que las paredes se acercan visualmente. Esto hace que el espacio se vea aún más pequeño. Los colores cálidos no tienen que ser utilizados en techos bajos especialmente, porque acentúan la sensación de estrechez. 

Sí podés utilizar estos colores para dar detalles decorativos, como almohadones o cubrecamas, pero si el ambiente es pequeño debés ser cuidadoso y no saturar con colores cálidos.

Otros consejos

Es importante evitar los contrastes altos, o utilizar colores muy distintos ya que pueden generar efectos contrarios en el ambiente. Si se unifican colores, la sensación de amplitud será mayor, pero si querés innovar, podés destacar una pared utilizando el mismo color en un tono más oscuro.

Los colores neutros generan ambientes armoniosos y relajados, y no cansan la vista, como sí lo hacen los altos contrastes. También es muy recomendable pintar el techo con un tono más claro que las paredes para evitar el efecto cueva.

Consejos de mobiliario

Además de los colores, es importante también saber cómo distribuir los muebles. En primer lugar, si tenemos un espacio reducido, no debemos cargar de muebles el ambiente, sino utilizar los indispensables según la funcionalidad del ambiente. Si tenés que comprar el mobiliario, hay muchas opciones que optimizan espacio, como los sommiers con cajoneras, el sofá cama, etc. 

Al momento de colocar los muebles es importante que en la distribución no queden encimados unos de otros, sino que nos permitan movernos a gusto por el ambiente, y poder utilizarlos con libertad. De ese modo generaremos la sensación de espacio y movilidad que permiten disfrutar la habitación de un modo distinto.

Es muy importante dejar las paredes libres ya que permiten apreciar mejor los colores elegidos. También es recomendable utilizar espejos, que generan la sensación de multiplicación y amplitud.

Comentarios

No hay comentarios hasta el momento.

Dejar un comentario