Anaqueles para hogar: la guía definitiva 2020

Anaqueles para hogar: la guía definitiva 2020

Muchas veces queremos que nuestros ambientes sean funcionales y estéticos, pero nos encontramos con la falta de espacio. Empezamos a acumular productos en el baño o en la cocina, y la estética queda de lado, principalmente en ambientes pequeños. Hoy te traemos una solución que es muy utilizada tanto por su funcionalidad como por ser parte de las tendencias 2020: los anaqueles.

¿Qué es un anaquel, y cuál es su función?

Un anaquel es un organizador vertical que cuenta con dos o más estantes. Puede estar ubicado en el piso o de manera flotante. La función de los anaqueles es similar a la de las repisas, permiten colocar distintos elementos de manera organizada a gusto personal. 

Estos estantes funcionan como espacios de almacenamiento que permiten organizar nuestros cuartos de baños o cocinas, permitiendo a la vez diseños estéticos y discretos que optimizan el espacio.

¿En qué espacios se pueden utilizar?

Los anaqueles son utilizados principalmente en baños o cocinas, pero pueden colocarse también en habitaciones. En los baños se utilizan principalmente para guardar los elementos de higiene personal como shampoo, cremas o esponjas. Por este motivo suelen colocarse en las esquinas de la ducha.

En las cocinas se usan para complementar el concepto de cocina abierta. Dentro de las tendencias 2020, los estantes son abiertos y sin puertas, por lo que un anaquel cumple la función de manera perfecta. Podés almacenar desde alimentos hasta distintos utensilios.

En los cuartos y habitaciones, al ser ambientes más privados, podés usarlos para lo que más quieras. Muchas personas aprovechan los anaqueles para colocar plantas, dando un toque especial y natural, acorde a las tendencias 2020.

Debemos recordar que además de la estética, la funcionalidad de los anaqueles es una de sus características principales, por lo que te recomendamos aprovechar estos nuevos estantes para tener a mano objetos y productos que utilices con frecuencia.

¿Qué tipo de anaqueles existen?

Hay dos tipos de anaqueles: aquellos que se colocan de manera fija en huecos de paredes, y las estanterías ya armadas para colocar en las paredes. Hay una gran variedad de colores, texturas y tamaños, por lo que tendrás una gran variedad de opciones para tu ambiente, pero el material estrella es la madera.

Los anaqueles que se colocan en los huecos de las paredes son más utilizados en cocinas abiertas. Éstos se ubican en un hueco que realizamos en la pared, colocando estantes en la cantidad deseada, y con espaciado simétrico. Los estantes de las repisas suelen ser de madera. También podemos encontrar este tipo de anaquel en baños aunque no es lo más frecuente. El caso más típico es colocar el estante en un hueco de pared que esté encima del inodoro, donde podremos guardar elementos varios como desodorantes, papel higiénico, entre otros.

El otro tipo de anaquel es el más común y es aquel que viene ya construido y listo para instalarse y colocarse en el ambiente que desees. Hay diferentes tamaños que cuentan con distintos pisos, y por lo tanto varios estantes. También vienen en distintos colores y materiales, siendo los más comunes los de madera en color natural o blanco.

5 ideas para uso de anaqueles en baños

Si estás por colocar un anaquel, te traemos 5 ideas para optimizar el espacio y crear ambientes estéticos:

  • Colocá varios estantes que vayan del piso al techo. De este modo ganarás mucho espacio, recuperando el desarrollo vertical. Un anaquel vertical con muchos estantes permite multiplicar espacios de almacenamiento.
  • Explotá los diseños geométricos. Si tenés un baño con espejo circular, diseños lineales o muebles rectos, con los anaqueles podés complementar la estética del ambiente. El efecto que buscamos es minimalista, al tiempo que creamos una sensación de higiene.
  • Repisas pequeñas para ambientes pequeños. Si no contás con mucho espacio para colocar estantes anchos, una buena opción son las repisas chicas. Podemos aprovechar todos los espacios verticales, equipando nuestro baño y ganando mucho espacio visual y funcional.
  • Si tu baño contiene una pared divisoria, los anaqueles laterales pueden ser tu mejor opción. Se trata de estantes empotrados a las paredes del costado, donde podés colocar jabones, toallas o elementos decorativos. Con esta idea aprovechamos tanto la verticalidad como la profundidad del ambiente.
  • ¡Aprovechá las esquinas! En muchos ambientes las esquinas no son utilizadas plenamente, pero con un anaquel podemos aprovechar cada rincón del baño. Al ser abiertos, podemos acceder a los distintos estantes desde cualquier lateral y colocar los elementos que más utilizamos. Por ejemplo, podemos colocarlo en la ducha y allí dejar a mano todos los productos de limpieza corporal.


Comentarios

No hay comentarios hasta el momento.

Dejar un comentario